Ocho notas sobre Barack Obama

Por Ernesto Hernández Busto

Barcelona (PD)-Mal que nos pese a quienes hemos expresado en numerosas ocasiones nuestro apoyo a la política cubana del Partido Republicano, creo que el discursodel candidato demócrata Barack Obama en Miami el pasado 23 de mayo representa un cambio de posición dentro del Partido Demócrata, y un paso en la dirección correcta para la comprensión del problema cubano en los EE UU. Obama afirmó claramente que mantendrá el embargo y que una de las precondiciones para cualquier tipo de diálogo con representantes del gobierno cubano sería la liberación de los presos políticos. Esas dos opciones parecían ser, hasta el momento, la “exclusiva” de la política cubana de los republicanos; ahora son parte de un terreno común en el que se sitúan todos los candidatos en liza.

2-Al ubicarse en ese terreno común, el mantenimiento del embargo y la liberación de los presos políticos se colocan a otro nivel argumental. Si Obama no daba ese paso y seguía hablando únicamente de eliminar las restricciones a los viajes o de sentarse a la mesa con Raúl, la causa de la disidencia y del exilio cubano podía juzgarse como la “opción republicana”. Esto, por mucho que nos identifiquemos con determinada opción partidista, no resultaba enteramente justo; es decir, no expresaba el verdadero lugar de la causa de la libertad política dentro del imaginario norteamericano, algo que debería estar por encima del bipartidismo. Al incluirse en un solo programa electoral, el apoyo a la liberación de los presos políticos cubanos degradaba un tanto su condición reivindicativa, al menos desde una lógica eminentemente argumental. Una vez que esa causa ha sido aceptada por ambos candidatos, casi pasa a formar parte del sentido común y de la Realpolitik norteamericana en su conjunto. Y ello puede tener saludables repercusiones posteriores.

3-La oratoria de Obama y la inteligencia retórica de un discurso que da un paso fundamental en relación con Cuba colocándose, al mismo tiempo, en un contexto más amplio, ha conseguido abrir una polémica sobre el nuevo papel de una institución veterana del exilio: la Fundación Nacional Cubano-Americana. Por mucho que se insista en el “oportunismo” político de la jugada, la realidad es que la “ficha” se ha movido y sus resultados en el “juego” están a la vista: la institución ha vuelto a colocarse en la primera plana política del exilio cubano. Uno puede quejarse que que la FNCA tiene una pésima página web (que es cierto) o de que el legado de Mas Canosa quedó dividido en tendencias, pero es evidente que hoy se habla de la Fundación en contexto de debate político y hace un mes no se la mencionaba. Parte del lugar histórico de la FNCA está siendo recuperado —a través de un saludable cálculo y un exitoso marketing.

4-La apuesta de Obama y sus asesores por la FNCA es parte de una jugada más amplia. Es también un mensaje hacia Cuba, que ha sido respondido en tiempo y forma. Fidel Castro recuerda el calibre del fusil de mirilla telescópica de José “Pepe” Hernández, pero tal vez “Pepe” prefiera esa mención a ninguna mención. Lo mejor para Obama: que sea Fidel quien lo introduzca en el “Imperio” y su “política cínica”. Que lo coloque al nivel de los otros. Que diga que se trata de “más de lo mismo”. Mientras que antes todos eran piropos y ramos de (verde)olivo, ahora ya hay, por lo menos, tres reproches que los demócratas podrían tomar como la confirmación de que avanzan “por el camino correcto”:

El discurso del candidato Obama se puede traducir en una fórmula de hambre para la nación, las remesas como limosnas, y las visitas a Cuba en propaganda para el consumismo y el modo de vida insostenible que lo sustenta.

Es verdad que el Compañero en Jefe también lanza algunos piropos al candidato. Pero la reacción que se trasluce ante este último discurso es la inquietud. De salir elegido presidente, Obama podría no ser presa fácil de la demagogia habanera. Eso nunca lo hubiéramos llegado a dudar de no ser por las palabras del candidato demócrata en el mitin del Intercontinental.

5-La crítica más legítima que puede hacérsele a este discurso de Obama es, por supuesto, que su candidato llega tarde a la cola de un producto ajeno. ¿Por qué confiar en alguien que ha cambiado de opinión, aunque ahora parezca convencido de que el embargo debe mantenerse? Pero los Republicanos han preferido centrar su (precaria) ofensiva en los ataques a McCain y en dos cosas que el demócrata ha prometido cambiar: las remesas y las restricciones a los viajes. Con ello, Obama gana dos veces: queda como un machito peleón y puede asumir una parte del legado republicano: el culto a la familia, que tantos cubanos exiliados tienen todavía entre sus valores supremos.

6-Otra crítica razonable es que el candidato demócrata peca de ingenuidad. La resumía hace poco Henry Gomez:

It seems to me that Obama does, in fact, believe in his ability to convince murderers and tyrants of the error of their ways with his silver tongue and flowery rhetoric — as President Bush recently described past appeasers. I’m not so sure.

Muy bien, Henry. Pero incluso el tono de este reproche ya no es el mismo. La ingenuidad está más cerca del “pecado por omisión” que de los “pecados activos” que se le reprochaban a Obama hace unos meses. El debate sobre el appeasement parece haber desplazado su fulcro: antes se culpaba a Obama de querer ir a sentarse con dictadores; ahora se duda de que pueda convencerlos. Hay una diferencia de matiz —y de perfil ético.

7-Después de su discurso, Obama ha conseguido varios apoyos importantes dentro del exilio y de la oposición cubana. La FNCA es uno, pero no es el único. Lo vimos hablando con Héctor Palacios. Los disidentes cubanos han comenzado a escribirle cartas. Pero tal vez el apoyo más notable (a nivel simbólico) es el de Alina Fernandez. Según esta nota, para Alina “Obama is the only candidate that has been genuine in regards to Cuba”. Eso no es cierto, pero ya está rodando.

8-Yo no creo que la política del gobierno Bush hacia Cuba haya estado equivocada. He apoyado y seguiré apoyando el embargo y todas las medidas adicionales que intenten hacerlo más efectivo. Desde ese punto de vista, la idea demócrata de quitar el límite a las remesas me parece un grave error político. Ese dinero no va a resolver el problema cubano y nos costará muy caro a los que, desde el exilio, esperamos un cambio de régimen. Pero es obvio que con la desaparición física de Fidel Castro el escenario cubano empezará a hacer visible ciertas pulsiones de cambio que ahora sólo se insinúan o se disfrazan con medidas cosméticas y demagógicas. El tiempo corre a favor de la causa de la libertad cubana. En ese nuevo contexto, es fundamental que cualquiera de los candidatos a la presidencia de EE UU vaya provisto de un plan B. McCain no tiene un plan B; Obama, con su discurso del pasado viernes, ha creado la sospecha de que podría tenerlo. Y en política, como se sabe, casi todas las sospechas se traducen en votos.

(Ernesto Herández Busto es escritor cubano. Reside en Barcelona)


6 Comments to “Ocho notas sobre Barack Obama”

  1. Rene Hernandez. says:

    Sr. Ernesto, nunca esperare que una bibora renuncie a sus ansias de atacar y devorar a un roedor, aunque la crie desde pequena en casa. Es parte de ella. Aun si se le extraen los dientes y el veneno (periodicamente), la accion de ataque y mordida se mantendra siempre.
    Por que otorgarle a Barak Hussein el don de Cristo?
    No saben los comunistas cubanos las atrocidades que diariamente cometen contra nosotros y ante las que deben responder cdo pierdan el poder?
    Si usted cree que Barak Hussein (en campana) esta dolido por la ignominia que estamos sufriendo, esta rotundamente equivocado no le importa ni siquiera defender la supremacia norteamericana, desea llevar a los E.U. al nivel de los demas conceptos de sociedad del mundo, E U no es un pais, es una supremacia y eso se defiende con poder y fortaleza. Nuestros enemigos son de gratis, por envidia, porque desean ocupar nuestro lugar no porque pretendan llevarnos a reconocer nuestros errores.
    Muchos paises poseen escrito en blanco y negro, sus leyes constitucionales y no las aplican, como no aplican tampoco la division de los poderes del estado, que es en fin el exito de esta historia de norteamerica.
    El Sr. Barak Hussein no convencera a nadie que este determinado a no dejarse convencer por el comunismo.
    A el nadie le ha pedido dialogo (del sector comunista). Ni siquiera Dios perdona a quien no se lo pide.
    Con todo esto no deseo expresar que McKain legitimice la necesaria justicia que debe acontecer en la realidad cubana, ni tampoco que un negro no merezca ser el presidente de E.U., tan solo que, al ejercer mi derecho al voto, lo hare en favor del candidato que, de manera menos desacertada, se proyecte en la reafirmacion de esos valores que solidifican a Norteamerica (la familia por ej. y que-observando sus palabras- me parecio como que no era cubano)y la unidad norteamericana, no su division incluso etnica y, por otra parte, un negro cuya tribuna fuera eco de el reconocimiento a lo que esata sociedad hace a diario por todos, seria mi mayor orgullo como norteamericano.
    Un saludo y agradecimiento por su trabajo.

  2. Casey Godsey says:

    I want anyone ws warranty may possibly able-bodied generate enjoyment in just the idea. I do think that many worth mentioning potential proficiency end up very far large aces the bulletin lath post, even so worry they will husband’s end up accordant towards the column and additionally reviews. Thanks a lot.

  3. As you become more fully developed, your private gents health problems will possibly switch. May most likely the draught draft beer intestine cause issues of health?

  4. Wow, superb blog layout! How long have you been blogging for? you make blogging look easy. The overall look of your web site is magnificent, as well as the content!

  5. I found this is certainly an educational and exciting post, so I still find it very handy and educated. Many thanks for any efforts you earn in writing this post. I here’s wishing the numerous wonderful give good results from you when you need it as certainly. actually your own creative producing ability comes with urged me personally.

  6. Bright creative ideas, hope there can be more invaluable articles via the internet. ray suspend sunglasses is just about the hot fashion while in the modern development.

Leave a Reply